• Para la masa:
  • 500 gr. de harina
  • 4 yemas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Agua
  • Para el relleno:
  • 50 gr. de queso Mascarpone
  • 50 gr. de queso Mozzarella
  • 50 gr. de queso Ricotta
  • 50 gr. de queso Parmesano

La receta de ravioli 4 quesos no tiene mucha complicación y es una de las recetas preferidas por los amantes y las amantes del ravioli. Primero prepararás la masa de los ravioli:

  1. Sobre la mesa de trabajo, pon la harina y la sal mezclada.
  2. Haz un hueco en el centro del montón de harina y vierte las yemas de los huevos, el aceite y 4 cucharadas de agua.
  3. Mezcla con los dedos todos los ingredientes y ve amasando hasta que la masa quede elástica. Añade agua si lo que crees conveniente. No te des prisa: necesitarás mínimo unos 10 minutos para ir amasando hasta que la masa quede consistente y no se pegue a los dedos.
  4. Deja reposar la masa unos 20 minutos envuelta en papel film.

Tras esos 20 minutos, procede a los siguientes pasos:

  1. En un bol mezcla todos los quesos.
  2. Corta la masa de la pasta por la mitad de forma que quede en dos hojas alargadas.
  3. Cubre una de las partes con un paño húmedo. En la otra parte, ve colocando en pequeños montones la mezcla del bol, dejando medio dedo de distancia con el borde.
  4. Cubre con la otra hoja de pasta. Empieza desde el borde, presionando muy suave alrededor de cada montón para que salga el aire.
  5. Espolvorea con un poco de harina.
  6. Con una rueda de pasta acanalada, corta a lo largo de cada lado y entre cada montículo para hacer las pequeñas formas de ravioli.
  7. Pon los ravioli sobre un paño de cocina enharinado y espolvoréalos con un poco más de harina. Deja que se sequen.
  8. Una vez secos, hiérvelos en abundante agua con sal.
  9. Comprueba que estén en su punto y escúrrelos bien.
  10. Colócalos en un plato caliente.
Truco para darle el toque de gracia: derrite un poco de mantequilla en una sartén a fuego muy lento y cuando esté derretida salpimiéntalo. Remueve y echa esa mezcla por encima de los raviolis, añade queso parmesano rallado y un poquito de perjil picado y ya estarán los ravioli, listos para servir.