• Para la masa:
  • 500 gr. de harina
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Agua
  • Para el relleno:
  • 2 berenjenas
  • 300 gr. de mozzarella
  • 200 gr. de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 10 hojas de albahaca
  • Manteca
  • 10 gr. de miel
  • 50 gr. de perejil
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la salsa:
  • 2 manzanas verdes
  • 500 gr. de tomates de tipo perita
  • Aceite de oliva
  • 50 gr. de manteca
  • 2 hojas de salvia

La receta de ravioli de hoy une el sabor de la berenjena con la mozzarella bañada en una exquisita salsa de manzana verde. Una explosión de sabor que hay que probar por lo menos una vez en la vida.

Para preparar la masa de los ravioli, sigue los pasos que se detallan en Cómo preparar la masa para el ravioli.

A continuación, procede a elaborar el relleno del ravioli:

  1. Pela y corta las berenjenas en dados.
  2. En una sartén con aceite hirviendo, incorpora los dados de berenjena con un diente de ajo y un poco de manteca (aproximadamente el tamaño de una nuez).
  3. Pica la mozzarella con un cuchillo y escúrrela bien para quitarle la humedad.
  4. Mezcla la mozzarella con el sofrito de berenjena, y agrega la albahaca, el perejil picado, el queso parmesano rallado, la miel, sal y pimienta.
  5. Remueve todo bien con una cuchara de madera y reserva.

Prepara las tiras de ravioli y prepara los montoncitos para montarlos.

Una vez que los tengas montados, hiérvelos, aproximadamente entre 7 y 8 minutos.

Truco: Al agua hirviendo con sal, añade un poco de canela y unos clavos de olor.

Para preparar la salsa sigue los siguientes pasos:

  1. Pela los tomates, córtalos en cuartos, quita las semillas y corta en juliana.
  2. Corta las manzanas en tiras muy finas.
  3. Pon la manteca en una sartén con aceite de oliva, coloca las hojas de salvia junto a las manzanas, los tomates, la sal y la pimienta.
  4. Ve removiendo y cocina durante unos 5 minutos.

Calienta previamente los platos, y coloca los ravioli en el centro, bañándolos con la salsa que has preparado. Espolvorea con queso parmesano y con un chorrito de aceite de oliva.

En dos palabras: in creíble.