• PARA LA MASA:
  • 500 gr. de harina
  • 3 cucharas soperas de aceite de oliva
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • Agua
  • PARA EL RELLENO:
  • 250 g de salmón fresco
  • 1 cebolla grande
  • 100 gr. de Queso Brie
  • 1 cucharada de mostaza de Dijón
  • PARA LA SALSA:
  • 2 dientes de ajo
  • Albahaca fresca
  • 250 ml de nata líquida
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Unas bolitas de pimienta rosa

Hoy os quiero presentar una receta de ravioli crujiente, en la que la masa del ravioli la elaboraremos al estilo Phylo, la típica masa utilizada por países como Grecia o Marruecos para elaborar muchos postres. Esta receta os sorprenderá, aunque debes tener buena mano, puesto que la elaboración del Phylo es un tanto complicada por su delicadeza.

Para elaborar la masa Phylo es indispensable que sigas estos pasos:

  1. Introduce la harina en un bol, agrega el aceite, el huevo, la sal y el agua tibia hasta que con tus manos formes una masa que se pueda estirar con facilidad, pero que no quede húmeda.
  2. Amasa la pasta durante unos 10 minutos.
  3. Divide la masa en 4 trozos y déjala reposar durante 30 minutos.
  4. Pasa el rodillo sobre cada trozo y estíralas hasta dejarlos finos casi como hojas de papel.
  5. Elige el tamaño de los ravioli a tu gusto.
  6. Deja reposar durante una hora.

Para elaborar el relleno de los ravioli:

  1. Pica la cebolla en pequeños trozos.
  2. En una sartén con un poco de aceite de oliva pocha la cebolla a fuego lento.
  3. Cuando esté dorada, añade el salmón a cuadraditos sin piel ni espinas, salpimienta y cocina.
  4. Incorpora la mostaza, da unas vueltas y retira del fuego.

Para montar los ravioli, extiende los trocitos de masa phylo que has preparado disponiendo dos capas y pon el relleno en cada trocito.

Añade trocitos de queso brie en cada ravioli junto al relleno.

Pliega los ravioli con mucho cuidado y con un pincel sella los ravioli para que no se abran.

En una sartén con aceite hirviendo, fríe los ravioli con cuidado, vuelta y vuelta hasta que tengan un toque dorado, y disponlos en una bandeja con papel absorbente.

Para la elaboración de la salsa:

  1. En una sartén pon un chorrito de aceite y fríe el ajo picadito, añade la nata, salpimienta e incorpora la albahaca.
  2. Remueve y coloca todo el resultado en un bol de batir.
  3. Bate hasta crear una crema densa.

Calienta los platos, coloca la salsa que has preparado y los ravioli sobre la salsa. Decora con pimienta rosa.

Increíble.