• Para la masa:
  • 2 tazas de harina con polvos de hornear
  • 1 huevo entero
  • 1 yema
  • 1 cucharada grande de manteca derretida y tibia (no caliente)
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 1/2 taza o más de agua tibia.
  • 1 de pizca de sal
  • Para el relleno:
  • 4 boniatos
  • 2 cucharadas aceite de oliva
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gr.de queso parmesano rallado
  • 40 gr. de mantequilla
  • Nuez moscada molida
  • Salvia fresca
  • Orégano fresco
  • 1 huevo batido
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la salsa:
  • 1 puñado de orégano fresco
  • 120 ml. de aceite de oliva virgen
  • Unas hojas frescas de albahaca
  • 100 gr. de queso parmesano rallado
  • 60 gr. de avellanas
  • 2 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta

La receta de hoy de los ravioli tienen un marcado carácter oriental, porque en vez de elaborar la tradicional masa para ravioli, dispondremos de láminas de wantán o wonton que encontrarás en grandes superficies o en tiendas asiáticas, para variar en el sabor de los ravioli, pero si quieres hacer realmente unos wantán exquisitos, hazlos tú paso a paso:

  1. Cola la harina para que quede más tamizada.
  2. Haz un agujero en el centro de la montaña de harina e incorpora el huevo, la yema, la manteca derretida, una pizca de sal, el vinagre y media taza de agua tibia.
  3. Bate el contenido con un tenedor, y observa como se va incorporando la harina poco a poco.
  4. No dejes de remover por un par de minutos, hasta que la mezcla se vaya haciendo densa.
  5. Cuando se haya densado, amasa con las manos toda la masa hasta que se mezcle todo de forma homogénea.
  6. Si notas que le falta agua, humedece tus manos y sigue amasando. Si notas le falta harina, le espolvoreas un poco más.
  7. Amasa durante unos 10 minutos hasta que la masa no se pegue en tus manos.
  8. Reserva.

Para la elaboración del relleno:

  1. Lava concienzudamente y corta por la mitad, a lo largo, los boniatos.
  2. Incorpora en una bandeja para el horno con aceite los boniatos junto con los ajos y hornéalos durante 25 minutos a 200 grados de temperatura.
  3. Retira la carne de los boniatos, desechando la piel y tritúrala junto a los ajos, el queso parmesano, la mantequilla, la nuez moscada, la salvia y el orégano.
  4. Salpimienta.

Reparte las láminas de wantán sobre la mesa, y realiza los montones con el relleno en la tira, y monta los ravioli. Pinta con el huevo el wantán.

Hierve en abundante agua durante dos minutos.

Para la elaboración de la salsa:

  1. Tritura las avellanas, con el queso parmesano, los dientes de ajo, las hojas de albahaca y el orégano.
  2. Cuando esté todo triturado, añade el aceite, la sal y la pimienta y remueve hasta que esté todo bien mezclado.
Sirve los ravioli orientales en platos precalentados, salséalos con el pesto, y cubre con queso parmesano rallado.
¡Disfrútalos!