• PARA LA MASA:
  • 500 gr. de harina
  • 4 yemas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Agua
  • PARA EL RELLENO:
  • 300 grs. de carne de ternera picada
  • 1 cebolla
  • 1 ajo
  • 2 huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • PARA LA SALSA:
  • 120 grs. de pimientos del piquillo
  • 200 ml. de nata
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Una cucharada de orégano/albahaca/eneldo

Esta receta nos la trae una lectora enamorada de los ravioli y que quiere compartir con todos nosotros. Una receta exquisita y muy fácil de hacer. Comencemos.

Para empezar, lo haremos como siempre, preparando la masa delos ravioli. Para ello, sigue los pasos que explico en el enlace “Cómo preparar masa para los ravioli“. Reserva la pasta bien tapada, y procede a iniciar el relleno de los ravioli.

Para hacer el relleno de los ravioli sigue los siguientes pasos:

  1. En una sartén con un poco de aceite, dora el ajo con la cebolla bien picado todo, en trozos muy pequeños para que sea más meloso.
  2. Remueve bien hasta que quede doradito, siempre a fuego medio.
  3. Introduce la carne picada de ternera bien desmenuzada, y sube la temperatura del fuego, removiendo hasta que ésta quede dorada.
  4. Retira los ingredientes del fuego, e incorpora los huevos, removiendo bien hasta que quede todo mezclado.
  5. Reserva.

Coloca las tiras de la masa de los ravioli, formando montoncitos con la mezcla que recién habías preparado y monta los ravioli, poniendo especial cuidado en sellarlos bien, con ayuda de un tenedor y un pincel mojado con huevo que ayudará a sellar mejor los bordes. A continuación, en una olla con abundante agua, sal y un chorrito de aceite, incorpora los ravioli cuando el agua esté en ebullición, y deja cocer los ravioli durante 6 minutos. Retíralos y déjalos sobre papel absorbente para que la humedad sea absorbida.

Para la elaboración de la salsa:

  1. En un batidora, bate los pimientos de piquillo junto a la nata hasta formar una salsa homogénea.
  2. En una sartén con un poco de aceite, introduce la mezcla y a fuego suave deja que reduzca.
  3. Salpimienta al gusto y retira la salsa.

Emplata los ravioli en platos que habrás precalentado, y agrega la salsa sobre los mismos. Espolvorea a continuación con orégano, albahaca o eneldo, al gusto de cada uno.

¡Que aproveche!