• PARA LA MASA:
  • 1 taza de harina
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche
  • Sal
  • 172 cucharadita de pimienta
  • Mantequilla
  • PARA EL RELLENO:
  • 1 Puerro
  • 10 Gambas
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • PARA LA SALSA:
  • 2 mandarinas
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 ramita de romero
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 1 cucharadita de harina

¿Has oído hablar de que hay personas que se conquistan por el estómago? Pues en vísperas de San Valentín, te traigo una receta de ravioli para San Valentín que sorprenderá de buen gusto a tu pareja. Te aseguro que será toda una sorpresa y que no lo dejarás indiferente: un regalo sorprendente y delicioso.

La receta que te traigo es ravioli de puerro y gamba con salsa de mandarina, miel y romero. ¿Qué te parece? Con esta receta de ravioli ¡no fallarás!.

Para elaborar la masa de los ravioli, esta vez, descartaremos los ingredientes normales y apostaremos por una masa más fina para el paladar. Sigue los siguientes pasos:

  1. Precalienta el horno a una temperatura de 90 grados.
  2. Prepara la bandeja del horno, untándola con mantequilla, esparciéndola bien por toda la superficie.
  3. En un bol, bate los huevos, la harina y la leche hasta conseguir una pasta homogénea.
  4. Salpimienta al gusto y vuelve a batir.
  5. Vierte la mitad de la preparación en un lado de la bandeja cubriendo toda la base dejando unos 2 milímetros de espesor.
  6. Realiza la misma acción en el otro lado de la bandeja e incorpórala al horno en la parte media.
  7. Hornea durante unos 15 minutos hasta que veas que esté cocida.
  8. Retira la bandeja y reserva.

Para el relleno, sigue los pasos que te detallo a continuación:

  1. Pica el puerro finamente.
  2. Calienta una sartén con aceite y añade el puerro dejando que se dore.
  3. Cuando el puerro esté dorado, añade las gambas bien picadas también con un poco de vino blanco, sal y pimienta y deja reducir.
  4. Reserva.

Hierve las dos partes durante 15 minutos en abundante agua con aceite y sal. Cuando la masa esté tierna, retírala, escúrrela y dispón las partes sobre aceite hirviendo para endurecerla un poquito. Escurre y disponlas sobre la encimera para trabajar con ellas.

Sírvete de un molde en forma de corazón para facilitar la tarea de corte, o bien, con un cuchillo da forma a la masa. Monta con el relleno que has hecho los corazones que hagas y cúbrelos con las otras partes del corazón a modo de manta, no hace falta sellar. Esta acción es mejor hacerla dentro del palto, para evitar que se desparrame el relleno mientras migramos el ravioli de la superficie de trabajo al plato.

Para la elaboración de la salsa de los ravioli:

  1. En un cazo, añade el zumo de las dos mandarinas, la miel, la ramita de romero y el resto del vino blanco.
  2. Reduce a la mitad.
  3. Añade una cucharada de harina y remueve hasta que no queden grumos.
  4. Salpimienta.
  5. Deja cocer durante 2 minutos más a fuego lento y retira.

Mantén los platos en el horno a fuego mínimo para que los ravioli no se enfríen mientras elaboras la salsa. Después, salsea los ravioli y acompáñalos con el ingrediente que más te guste: habitas fritas, guisantes fritos, patatas cocidas salteadas, etc.

Te aseguro que con esta receta enamorarás más a tu pareja si cabe…

¡Feliz día de San Valentín!

Fuente: Raúl García, autor de otras recetas en “Contigo en la playa