Preparar la pasta de ravioli es fundamental para que, en su conjunto, el ravioli salga perfecto con cualquier tipo de relleno. Para ello, hay que poner especial cariño a la hora de amasar: cuanto más amasemos y más elástica quede la masa, mejor saldrán los ravioli.

Para realizar la masa para 4 personas necesitas:

  • 500 gr. de harina
  • 4 yemas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Agua

Sigue los siguientes pasos para preparar la masa de los ravioli:

  1. Sobre la mesa de trabajo, pon la harina y la sal mezclada.
  2. Haz un hueco en el centro del montón de harina y vierte las yemas de los huevos, el aceite y 4 cucharadas de agua.
  3. Mezcla con los dedos todos los ingredientes y ve amasando hasta que la masa quede elástica. Añade agua si lo que crees conveniente. No te des prisa: necesitarás mínimo unos 10 minutos para ir amasando hasta que la masa quede consistente y no se pegue a los dedos.
  4. Deja reposar la masa unos 20 minutos envuelta en papel film.
  5. Tras 20 minutos, estira la masa con un rodillo hasta conseguir que quede fina.
  6. Intenta hacer dos tiras largas, como se muestra en la imagen: en una tira colocarás los montoncitos para el relleno, y la otra servirá para cubrir la parte de los montones.
  7. Presiona suavemente los alrededores del relleno y ve cortando con una rueda de pasta acanalada los ravioli.
  8. Elige la forma que quieras: los ravioli pueden ser rectangulares, cuadrados, redondos, en forma de corazón, etc.

ravioli

ravioliravioli