Ravioli casero: un valor en alza

Os aseguro que no hay nada comparable a los ravioli que hacer ravioli casero. La diferencia en el sabor es abismal y te cuento por qué.

PREPARACIÓN: INGREDIENTES: ()

Italia es un país muy conocido mundialmente por su gastronomía y dentro de los platos más resaltantes podemos mencionar los ravioli.

Por supuesto, también se destacan las pizzas, el risotto, la pasta en general y sus postres como el tiramisú.

Sin embargo, debido a su gran cultura y tradiciones, unos de los platos característicos que pueden ofrecer los italianos son los deliciosos ravioli.

Si quieres saber más detalles de su origen, cuáles son sus muchas propiedades nutritivas, e incluso cómo hacer ravioli libre de gluten, en este artículo tendremos todas las respuestas. 

Origen del ravioli casero

El ravioli casero tiene su origen en Italia a mediados del siglo XX, siendo uno de los platos más destacados entre las familias del país, y en todo el mundo.

Italia se caracteriza por ser el país de iniciación de la pasta, convirtiéndola en uno de sus platos tradicionales.

Es importante mencionar que no está del todo comprobado quién fue el creador de la pasta, debido a que se dice que en China y Al-Andalus (península ibérica) ya consumían la pasta por el simple hecho de que para realizarla era solo necesaria la unión de harina y agua.

A pesar de eso, sí podemos tener claro que fue en Italia donde se comenzó la comercialización de este popular alimento.

El ravioli en diferentes países del mundo

  • Uruguay y su gastronomía: 

El ravioli es uno de los alimentos más famosos en Uruguay y son consumidos con frecuencia dentro de su gastronomía. 

  • Argentina y su “raviolada del domingo”:

Argentina también se destaca por ofrecer su propia versión del ravioli casero, debido a que se hicieron famosos con la llegada de inmigrantes italianos.

Ellos tienen una costumbre que lleva por nombre “raviolada del domingo”.

Se le otorga este título al día en el cual se festeja con la familia unos ricos ravioli caseros con salsa y mucho queso.

Durante el siglo XX fue común que las familias crearán sus propias versiones del ravioli casero, siendo algunos acompañados de abundante queso.

  • Costa Rica con gran variedad de raviolis: 

Costa Rica también es uno de los países que puede ofrecer una variedad de ravioli caseros muy tentadores.

Por lo general son fabricados a base de pasta de canelones y se rellenan con pollo, carne y se empanizan con cerveza. 

  • Francia y su cocina tradicional: 

Francia adoptó a los raviolis y los incluyó dentro de su cocina tradicional.

Es común observar este tipo de plato en regiones como Niza y Costa Azul que son cercanas a Italia.

Existen muchos tipos de rellenos y recetas características para describir los ravioli, pero entre las recetas más famosas de Niza y regiones a su alrededor es el ravioli de daube. 

Diferencias entre el ravioli de supermercado y el ravioli casero

Podríamos decir que el ravioli proviene de dos ingredientes comunes que son la harina y el agua, ambos la base primordial para este tipo de pasta.

Pero todo dependerá del lugar donde se encuentre, debido a que la preparación puede variar.

Por ejemplo, en Italia se le agrega sémola de trigo duro en la mezcla. 

Para diferenciar los ravioles de supermercado de los caseros existen algunas diferencias importantes que podrán ayudarte a determinar cuál es cada uno.

Aunque tengan sus diferencias, es cierto que ambos tipos de raviolis son muy ricos, nutritivos, económicos y sanos para el consumo.

  • Elaboración: 

La pasta fresca conserva su punto de frescura y se consumirá de esta forma.

Por otro lado, la seca o de supermercado es diferente.

Esto se debe a que es sometida a varios procesos de deshidratación para que luego pueda ser consumida.

  • Conservación

Los raviolis de supermercado tendrán más tiempo de duración, debido a que la misma, al estar sellada al vacío puede durar meses.

Mientras que la pasta fresca para conservarla se tendrá que colocar en la nevera o donde este fría, y solo podrá comerse algunos pocos días después, sino se daña muy fácilmente.

  • Precio

Los ravioli caseros se diferencian grandemente en cuanto a su precio a los de supermercado. Esto se debe a qué los productos secos son elaborados a grandes escalas y tienen costos asequibles al público. En cambio, los raviolis frescos, son realizados con más esmero y en menores cantidades, haciéndolos ser más costosos.  

  • Cocción:

 La pasta seca o de supermercado, tendrá un tiempo de cocción estimado entre 10 a 15 minutos para que quede en su punto correcto. Mientras que la pasta fresca puede estar lista en tan solo 3 minutos.  

ravioli casero

Propiedades nutritivas del ravioli casero

Existen muchos beneficios y propiedades nutritivas que aporta el ravioli casero.

Los más importantes son los siguientes:

  • Hidratos de carbono: El cuerpo humano es similar a una máquina, y los hidratos de carbono son el combustible más necesario para que se funcione como debe ser. También son popularmente conocidos como los azúcares o los glúcidos, los cuales se encargan de proporcionar energía para las actividades diarias, como el ejercicio y las diferentes tareas de la vida cotidiana. Gracias a que la pasta puede aportar grandes cantidades de los hidratos de carbono, con una simple porción son capaces de saciar el hambre y eliminar la tentación de comer en deshoras. 
  • Contiene altos niveles de hierro: El hierro es un mineral fundamental que interviene en diferentes procesos del cuerpo humano, tales como la mejora de la formación de los glóbulos rojos, participa durante el transporte del oxígeno en la sangre y es un aliado perfecto en la concentración y contribuye a mejorar las funciones cognitivas.

La pasta ayuda a que se aprovechen todos estos beneficios, además de poder combinarse con vitaminas, diferentes vegetales, proteínas como el pollo o el pescado, y grasas sanas como aguacate y el aceite de oliva.

  • Vitamina A: Las vitaminas son importantes en la vida de todo ser humano, por lo que en los raviolis encontrarás una muy necesaria, la vitamina A. Esta previene las enfermedades oculares, mejora la vista y es una de las más importantes desde la niñez. Permite que la piel se mantenga saludable, debido a que tienen gran cantidad de colágeno, es un antioxidante poderoso, mejora el sistema inmune y combate las infecciones.

Ravioli vs ravioli integral

Es importante tener en cuenta que la pasta aporta muchos beneficios, debido a que es un modelo alimenticio que se destaca por ser parte de una dieta proveniente del mediterráneo.

No obstante, se debe considerar que muchas veces se abusa del consumo de las harinas blancas y las refinadas. 

La pasta marca la última tendencia, aunque existe una ola de personas que quieren comer saludable y por la misma razón prefieren utilizar la harina integral sin despedirse de su platillo preferido. 

Por eso surge la incógnita de cuáles serían las diferencias que existen entre ravioli normal y el integral y para ello se deben conocer más detalles de las harinas.

  • En la harina integral existe un aprovechamiento de toda la materia prima debido a que no se descarta nada. Mientras que la harina blanca pasa por un proceso exhaustivo donde es separado el grano del trigo, de varios componentes. 
  • La harina integral posee cualidades más nutritivas que la blanca o también conocida como refinada, ya que tiene almidón de salvado y germen. Estos nutrientes son separados en el caso de la harina blanca, y aunque pueden proporcionar algunos beneficios para la salud, la harina integral aporta grasas y minerales que más beneficios dan al organismo.  
  • La harina blanca cuenta con muchas más calorías que la integral y esta está estructurada para que se cocine en poco tiempo. Mientras que la harina integral requiere de mucho más tiempo de cocción.
  • Además, la harina integral no tiene ningún tipo de producto químico y se caracteriza por crear una sensación de saciar mejor que la harina convencional.

Nota: Tal como se mencionó anteriormente, se puede decir que estas harinas son realmente sanas y ofrecen grandes beneficios nutritivos al ser humano.

Aunque hay que destacar que la harina integral es capaz de proporcionar mejores ventajas, como lo es la prevención de diferentes enfermedades del páncreas y el sistema digestivo. 

¿Cómo hacer ravioli manualmente o con raviolera?

Para explicar la manera de hacer ravioli casero manualmente se deben de seguir una serie de pasos.

Lo primero es tener todos los ingredientes: harina, sal, pimienta, huevos.

Puedes rellenarlos con ricota, jamón y queso duro.

Sin duda quedarán perfectos y deliciosos. 

Ahora es momento de la preparación:

  • Colocar la harina sobre la mesa en la cual se trabajará, la misma deberá estar limpia y previamente desinfectada. La harina se debe hacer en forma de una corona, luego se colocan los huevos en el centro de la misma.
  • Seguidamente se deben mezclar los huevos muy bien con un tenedor para compactarlos y de esa manera ir agregando muy lentamente la harina.
  • Con los huevos mezclados, se empieza a amasar por alrededor de 10 minutos. Hasta que la masa adquiera una contextura lisa.
  • Luego se debe tapar la masa y dejar en reposo por 20 minutos. Se recomienda usar papel film.
  • Durante el tiempo que se debe esperar, se puede ir picando el jamón, rayar el queso que se tiene para la mezcla y se va desmenuzando el queso ricota. Revolver todo muy bien en un envase y conservar.
  • Trascurrido el tiempo, se debe cernir harina sobre la mesa para que a masa no se quede en la superficie. Se divide la masa en diferentes porciones y se empieza a elaborar cada una.
  • Aplastar la masa con nuestras manos poco a poco y con la ayuda de un rodillo se procede a estirar la masa.
  • Alisar la masa hasta lograr que quede muy delgada, y así sucesivamente con las otras porciones de la masa.
  • Colocar la masa sobre la mesa y proceder a colocar una cucharada del relleno que se tiene en todo lo que sería la masa, tanto a lo largo como a lo ancho de la misma, teniendo en cuenta que estén separados uno de otros.
  • Se tendrá que colocar agua en los bordes de la masa que queden alrededor del relleno, para poder colocar la otra masa y hundir muy suavemente las uniones. Así quedarán bien pegadas una de la otra. Se tiene que intentar en todo lo posible de que no haya quedado aire por dentro de los raviolis porque al momento de la cocción se abrirán.
  • Ir cortando los raviolis con un cuchillo o también puede emplearse un cortapastas y separarlos. Luego hundir los bordes del ravioli con un tenedor.
  • Colocar mucha agua en una olla grande y cuando esté hirviendo, se pueden ir añadiendo los raviolis. Dejarlos cocinar durante cuatro o cinco minutos aproximadamente.

Formas de hacer ravioli casero sin gluten 

El gluten son pequeñas proteínas que se encuentran en la harina de los cereales (trigo, entre otros).

Muchas personas son intolerantes a esta proteína, pero eso no debe ser un impedimento para disfrutar de un ricos ravioli casero sin gluten.

Para hacer los raviolis sin gluten se necesitan algunos ingredientes, como:

  • Leche en polvo.
  • Fécula de mandioca.
  • Sal.
  • Huevos.
  • Aceite.
  • Y para el relleno se recomienda usar jamón y queso.

Preparación: 

  • En un contenedor batir la leche en polvo, y luego se mezcla con la fécula de mandioca y se le agrega la sal.
  • Al batido realizado anteriormente en seco se le tienen que ir agregando los huevos, el aceite y la mandioca hasta lograr que todo se incorpore por completo. Se debe revolver con una cuchara y para terminar de compactar se tienen que utilizar las manos.
  • Cuando se tenga preparada la masa, se procede a realizar los ravioles con el apoyo de una raviolera, y rellenarlos con lo que quieras, o con el jamón y queso.
  • Al terminar de hacer los ravioles tendrás que dejarlos reposar por un tiempo de 15 minutos. Mientras se debe esperar, se coloca a hervir el agua en una olla. Luego colocarlos en el agua hirviendo por 10 minutos. 

Deja un comentario