• PARA LA MASA:
  • 500 gr. de harina
  • 4 yemas
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de aceite
  • Pizca de nuez moscada (opcional)
  • Agua
  • PARA EL RELLENO:
  • 200 gr. de salmón ahumado
  • 400 gr. de ricotta
  • 50 gr. de parmesano rallado
  • sal
  • 1 yema de huevo
  • PARA LA SALSA:
  • Piel de naranja en juliana
  • 1 manzana
  • Jugo de una naranja grande
  • 1 nuez de mantequilla
  • Nueces picadas
  • 2 hojas de salvia fresca
  • 1 rodaja de limón
  • Sal

Acabamos de estrenar la primavera y nuestro organismo nos pide alimentos más refrescantes, pero no por eso hay que dejar de consumir uno de nuestros platos favoritos, simplemente hay que hacerles un cambio de imagen y vestirlos de verano. Y hoy os traemos una receta muy sabrosa y ligera que nos han recomendado desde Lamejornaranja.com: unos riquísimos ravioli rellenos de salmón ahumado y ricotta con una ligera salsa de naranja. Lo mejor sin duda es el contraste de las frutas y el salmón ahumado en el paladar.

Para empezar, inicia esta receta elaborando la masa de los ravioli. Si quieres puedes añadir nuez moscada al gusto, ya que dará a la masa un toque diferente que seguramente te encantará.

Reserva la masa, y empieza a elaborar el relleno del ravioli. Para ello sigue los siguientes pasos:

  1. En un vaso triturador picar el salmón ahumado.
  2. Añadir al vaso el queso ricotta y el queso parmesano y mezclar bien.
  3. Por último, incorporar la yema de huevo y la sal. Remueve bien para que todo se mezcle de forma homogénea.

La pasta que habrás reservado durante una hora para que compacte, trabájala en forma de tiras. Coloca una tira de la masa y haz pequeños montones con el relleno. Con la ayuda de un tenedor sella bien los bordes con huevo para evitar que durante la cocción los ravioli se abran.

Hierve los ravioli durante 5 minutos en una olla con bastante agua, sal y aceite.

Mientras hierven los ravioli, prepara la salsa:

  1.   Cortar la piel de naranja (sin la parte blanca) en juliana.
  2. Exprimir el jugo de naranja y dejar a un lado.
  3. Mientras tanto, derretir la mantequilla en una sartén y rehogar la manzana pelada cortada en cubitos.
  4. Agregar la sal y el jugo de naranja y cocinar a fuego lento sólo 2 minutos.
  5. Incorporar a la sartén los ravioli escurridos y la salvia, cocinar durante 2 minutos.

Presentar en los platos, adornando la pasta con las nueces picadas, la juliana de naranja y dos o tres gotas de zumo de limón.

Una receta refrescante que seguramente te sorprenderá. ¿Te animas?